Si bien es posible, en un primer momento, vivir en Suecia provisionalmente sin una cuenta bancaria, prácticamente todos los trámites requieren de una de referencia.

Es cada vez más difícil abrir una cuenta de banco sin tener un Personnummer. Hace algunos años se podía abrir con el Número de Coordinación (“Samordningsnummer”) pero en cada vez mayor número de bancos se requiere tener el Personnummer. Se requiere, además, pasaporte.

Contrariamente a lo que se pueda pensar, la exigencia del Personnummer no es una discriminación a ciudadanos extranjeros a la hora de abrir una cuenta bancaria en Suecia, sino la aplicación del principio de exigir a los extranjeros exactamente lo mismo que se requiere a los suecos: tener un Personnummer.

Dependiendo de cada banco – o de la persona que te atienda en el banco – este criterio puede, en la práctica ser flexibilizado y en algunas sucursales es posible abrir una cuenta con número de coordinación. Algunos bancos donde puedes obtener más información son Nordea, SEB, Handelsbanken, Swedbank y Forex Bank.

Además, cada vez más bancos piden la tarjeta de identificación sueca (ID-Kort) que se puede solicitar en Skatteverket después de obtener tu número personal. En algunos bancos es necesario disponer de esta tarjeta para tener servicios adicionales a tu cuenta bancaria como banca online o tarjeta de crédito para realizar compras por internet.

Los bancos en Suecia están abiertos generalmente entre las 10:00 h hasta las 15:00 h, y algunos abren hasta las 18:00 h. Los cajeros automáticos se denominan Bankomat o Kontanten. Una vez tienes tu cuenta bancaria abierta puedes activar BankID, una aplicación para móvil muy útil para poder identificarte cuando vayas a realizar operaciones bancarias.

Otra aplicación muy recomendable es Swish, con la que podrás recibir o realizar pagos a través de tu teléfono móvil de forma muy sencilla.

Suecia va poco a poco hacia una sociedad sin dinero físico, de hecho se planea eliminar las transacciones con moneda y billetes en 2020. Esto ya se va traduciendo en que cada vez más bancos en Suecia ponen problemas para, por ejemplo, cobrar cheques, lo que se puede hacer sólo en algunas oficinas limitadas.


Seguir leyendo: Tarjeta de identidad