Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

“El interés común es algo superior y distinto que la suma de los intereses individuales”

Madrid, 21 de diciembre de 2023

El pasado 21 de diciembre tuvo lugar en la Fundación Ramón Areces de Madrid la reunión de la Asamblea General de RAICEX en donde, entre otras muchas cuestiones, se procedió al relevo de su Junta Directiva. Nuestro compañero Franciso Vilaplana, quiso terminar su andadura como presidente leyendo este bonito discurso que queremos compartir con todas/os vosotras/os:

La llegada de la temporada navideña es para nosotros un motivo de alegría, no sólo porque se acerca el momento de probar de nuevo los turrones de Xixona (como buen alicantino que soy), sino porque significa que nos vamos a encontrar presencialmente los representantes de las asociaciones de científicos e investigadores españoles en el exterior que formamos parte de RAICEX.

Este año es para mí más especial si cabe, porque este evento marca el final de mi recorrido como presidente de RAICEX representando a la Asociación de Científicos Españoles en Suecia, donde resido desde hace 20 años.

Es un buen momento para hacer una retrospección de lo que ha significado estos dos años, tanto a nivel de lo conseguido con RAICEX, sino también a nivel personal.

Ha sido un gran honor poder representar a los más de 4500 miembros de las 22 asociaciones que forman parte de RAICEX en 36 países distribuidos por los 5 continentes.

Nuestra misión como red es generar una voz única que englobe a los científicos e investigadores españoles, apoyando por un lado a nuestros científicos en materia de movilidad y desarrollo profesional, y por otro, revertiendo nuestras experiencias para el desarrollo del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación, actuando como órgano asesor y catalizador de las relaciones internacionales en material científica.

Después de la explosión inicial que significó el establecimiento de RAICEX, estos 2 años han sido de crecimiento sostenible, con la incorporación de nuestros compañeros de Estonia, la ampliación de la Asociación del Sur de África, la expansión por el continente americano con la incorporación de las asociaciones de Chile y Brasil, así como la reciente adhesión de nuestros compañeros de Finlandia, a la espera de que también se oficialicen las asociaciones de Canadá y Austria.

Establecer una red de asociaciones es un proceso muy complejo, porque se requiere por un lado fomentar la independencia y la idiosincrasia de cada una de las asociaciones, con sus necesidades propias adaptadas al área geográfica y por otro, alinear nuestros intereses y demostrar el valor común que representa tener una voz única.

En esta oportunidad quería compartir con vosotros unas palabras que me recomendó nuestro querido secretario del Cardenal Cisneros. No soy yo mucho de citas, pero creo que ilustra perfectamente lo que quiero decir con mi discurso de hoy:

“El interés común es algo superior y distinto que la suma de los intereses individuales”

Cada uno de nuestros socios tenemos una historia personal que, en un momento de nuestras vidas, ya sea por motivos profesionales o personales, nos llevó a hacer las maletas, salir de nuestra zona de confort y del cariño de nuestras familias y amigos, para emprender una aventura profesional y personal en otro país. Es precisamente el compendio de experiencias vitales, de relaciones multiculturales, de conocimiento de otros sistemas de ciencia y tecnología diferentes, el que nos permite tener una voz complementaria y de gran valor contribuir al desarrollo de nuestro sistema de ciencia y tecnología.

Queridos compañeros, hemos logrado hitos inimaginables juntos durante estos años.

Quiero mencionar explícitamente la elaboración del Informe ATRAE que presentamos justo el año pasado en la VII Reunión de Diplomacia Científica aquí en nuestra querida FRA. El Informe es un trabajo coral de las asociaciones de RAICEX, donde pusimos en común las diferentes estrategias de atracción y retención de talent, internacionalización, acreditación y colaboración academia sector privado de los diferentes países de RAICEX. Este es un documento que inspiró y guió el propio plan ATRAE de Atracción y Retorno de Talento Investigador impulsado por el Ministerio de Ciencia e Innovación en 2022.

Este gran trabajo de la Comisión de Política Científica, ha continuado activamente en este 2023 con su participación en las propuestas de mejora del sistema de acreditación y de acceso a los cuerpos docentes universitarios, así como la evaluación de los sexenios, que sin duda han contribuido a mejorar las posibilidades de los investigadores españoles en el exterior.

Otro hito importante ha sido el trabajo de la comisión de Investigación y Género de RAICEX; que se encuentra inmersa en la preparación de un libro blanco donde no sólo se pone de manifiesto el gran desequilibrio de género en la carrera investigadora en los diferentes países de RAICEX, sino que se comparan diferentes estrategias de estos países para precisamente disminuir esta brecha de género. Este documento, que esperemos que se presente en el 2024, estoy seguro que se convertirá en un documento comparativo de gran valor a nivel internacional.

Otra de las líneas estratégicas de RAICEX en estos años ha sido la organización del 1r encuentro de Asociaciones de científicos e investigadores españoles en América y las I Jornadas de Diplomacia Científica en América, organizadas por nuestras compañeras de RECEMX en Mexico junto con FECYT, AECID, y la Fundación Ramón Areces. En estas jornadas participaron las asociaciones de científicos de Brasil, Canadá. Chile, Estados Unidos y México, así como las Consejerías Científicas de las Embajadas, MCIN, el sector privado, Instituto Cervantes y otros agentes de diplomacia científica. Esta jornada fue muy importante para visualizar las necesidades particulares de los investigadores españoles en Latinoamérica con respecto a otras áreas geográficas, y asimismo el valor estratégico de la cooperación en ciencia entre España y los países de la región y el multilingüismo en ciencia e investigación. Como consecuencia de esta reunión hemos empezado un grupo de trabajo desde RAICEX con el título provisional “Ciencia en español” con el fin de canalizar los intereses de las asociaciones miembros de RAICEX con respecto a la ciencia en español, y poner en valor la dimensión latinoamericana e hispanohablante de RAICEX.

Finalmente quiero mencionar la organización del evento “Bridging European Sciences” que, en su 4ª edición, con motivo de la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea, juntó en Bruselas a más de 150 científicos españoles que realizan su labor investigadora en diferentes asociaciones de la Unión Europea. Este evento puso en relevancia la labor de las redes científicas para apoyar por un lado las políticas de investigación e innovación europea, y por otro el desarrollo de políticas basadas en evidencia científica. Lo que se conoce en inglés como “science for policy” y “policy for science”. La verdad es que fue muy emocionante ver como este evento, que precisamente surgió de una discusión de café aquí en las Reuniones de Diplomacia Científica, pudo reunir en Bruselas a tantos científicos españoles y actores de diplomacia científica europea, poniendo en valor el trabajo de las redes científicas. De estas jornadas surgió la iniciativa de colaborar con otras redes de diásporas científicas en Europa, así como la Marie Curie Alumni Association.

Y todo esto desde un trabajo de voluntariado, donde nuestros socios dedican parte de su tiempo de descanso y de sus familias al desarrollo de las diferentes actividades de cada asociación. Desde aquí reitero de nuevo mis gracias y mi cariño a todos y cada uno de nuestros socios por hacer esto posible.

Pero todo esto no lo hemos conseguido nosotros solos, sino gracias a la colaboración inestimable con los actores, los delegados culturales y científicos de las Embajadas, la AECID, nuestros compañeros de la FECYT, el Ministerio de Ciencia e Innovación y Universidades, y la participación del sector privado.

Y en este momento quiero recordar la cita de Cisneros:

“El interés común es algo superior y distinto que la suma de los intereses individuales”

Y aplicarla a los actores aquí reunidos que trabajamos en diplomacia científica internacional. Es el momento de tener altura de miras y de trabajar juntos por el objetivo común, que es posicionar a España como un país líder a nivel internacional para la atracción de talento científico, y de políticas públicas y privadas inspiradas en la ciencia. Es importante dejar a un lado los intereses personales, y aunar esfuerzos con el resto de actores para alcanzar el bien común que mencionaba antes. Es la metáfora de la triple hélice del ADN, en la cual únicamente una alineación de las cadenas individuales consigue la función final.

El potencial de RAICEX es inmenso, como agente integrador de la realidad de los investigadores españoles en el exterior y como agente consultivo para el Desarrollo del Sistema de ciencia en España.

Pero RAICEX es también un agente relativamente nuevo y con una estructura organizativa relativamente frágil. Somos una planta que acaba de germinar y que necesita que entre todos la reguemos y la cuidemos con cariño para poder madurar en un árbol de raíces Fuertes que crezca alto y robusto. Por un lado, necesitamos a las asociaciones de científicos participando activamente en las actividades de las diferentes comisiones.

Pero también, necesitamos el apoyo del resto de actores de diplomacia científica;

Por un lado, respetando nuestra independencia, que es fundamental para nuestra credibilidad como actor de Sociedad civil que nos permita contribuir de forma crítica y constructive.

Segundo, con una organización que funciona únicamente por voluntariado es muy frágil y vulnerable. Necesitamos impulsar la creación de una estructura administrativa robusta y sostenible en el tiempo, que permita la profesionalización de la gestión de las asociaciones y de RAICEX, para que la labor que realizamos se vea recompensada. En este punto, estamos impulsando la creación de un grupo de trabajo para explorar mecanismos administrativos y de financiación que permitan establecer precisamente esta profesionalización, y que debatiremos en la Asamblea de mañana.

Y tercero, necesitamos aumentar nuestra visibilidad para maximizar nuestro impacto. Para ello, necesitamos vuestro apoyo para que nos incluyáis en los foros importantes donde podamos trasladar nuestra opinión, para evitar que caigamos en un símil del despotismo ilustrado: “todo para los científicos, pero sin los científicos”.

Francisco Vilaplana durante su último discurso como presidente de RAICEX

Quiero terminar mi intervención con una reflexión personal. De esta andadura con RAICEX me quedo con toda la gente maravillosa con la que he compartido experiencias inolvidables, los viajes a México, las 48 horas en Río, las visitas a Londres y Berlín, los BESES de Copenhague y Bruselas, las reuniones de diplomacia científica de Madrid, las infinitas reuniones virtuales, tanto de nuestra JD y SG, como con todos vosotros. Pero me quedo sobre todo con la ilusión, el entusiasmo y trabajo incansables de los miembros y asociaciones de RAICEX. Estoy seguro que entre todos lograremos que RAICEX siga creciendo y consolidándose como un actor robusto dentro del Sistema español de ciencia. Tenemos un equipazo fantástico en las diferentes asociaciones, y una cantera de talento inimaginable.

De nuevo, reiterar mis gracias a todos, a esta increíble Junta Directiva y a nuestra Secretaria General, a la Fundación Ramón Areces por creer en nosotros desde el principio y el apoyo incansable durante tantos años, a la FECYT y a AECID por la colaboración, y recordar nuestro eslogan de:

“La unión hace la ciencia”

Francisco Vilaplana

Presidente de RAICEX